Montecarlo: Marchesini visitó a Alan y se reunió con intendente Barreto

La ministra de Derechos Humanos, Lilia “Tiki” Marchesini, viajó hasta Montecarlo, (Misiones, Argentina) para ver al adolescente de 17 años que fuera golpeado presuntamente por policías de la Jefatura de esa localidad, en la madrugada del sábado 14 de mayo. El hecho está siendo investigado por el juez de Instrucción 1 de Eldorado, Roberto Horacio […]

La ministra de Derechos Humanos, Lilia “Tiki” Marchesini, viajó hasta Montecarlo, (Misiones, Argentina) para ver al adolescente de 17 años que fuera golpeado presuntamente por policías de la Jefatura de esa localidad, en la madrugada del sábado 14 de mayo. El hecho está siendo investigado por el juez de Instrucción 1 de Eldorado, Roberto Horacio Saldaña, y ya fueron relevados de sus cargos el Comisario de la Policía y los tres agentes involucrados en la violenta paliza que recibió Alan. Justamente los mismos fueron citados para una rueda de reconocimiento que se llevó a cabo este lunes 23, en la que el adolescente golpeado reconoció al que manejaba el patrullero.
La Ministra se acercó hasta la Intendencia de Montecarlo, en compañía del doctor Joaquín Cabral, del Departamento Jurídico de Derechos Humanos y otros integrantes del ministerio. Allí charlaron no solo con el intendente Julio César Barreto, sino también con el viceintendente Jorge Lobato, la secretaria de Desarrollo Social y Humano Kathia Joerg, la directora de Mujer, Niñez y Familia Blanca González y el Lic. en Trabajo Social Víctor Orelles.
Antes de ir a ver a Alan, que todavía se encuentra internado a causa de los golpes y cuenta con custodia policial, la ministra de DDHH tomó conocimiento de la realidad cotidiana del joven que padece un retraso madurativo. Lamentablemente se trata de una situación difícil, ya que proviene de una familia numerosa y de muy pocos recursos, con hermanos que no tienen trabajo estable, y ni siquiera documentos en algún caso. Para ellos, hacerse cargo de Alan, que por su retraso tiene la maduración de un niño, es un problema que no quieren afrontar. Aunque el menor cuenta con una pensión por discapacidad otorgada por la Provincia, su cuidado y contención exige una atención que su familia no puede darle. Para más, en los primeros días de junio cumplirá la mayoría de edad y la mujer que está encargada de su tutoría dejaría de hacerse responsable por él…
Marchesini supo también de Agustín, hermano menor de Alan, quien a sus 15 años padecería de una adicción a las drogas y ya habría sido causante de algunos robos y delitos menores. En momentos que la Ministra conversaba con los funcionarios de Montecarlo, el jovencito estaba siendo llevado a prestar declaración por el caso que sufrió su hermano. Durante la charla, la ministra se enteró que Agustín también padece de retraso madurativo y otros trastornos, y que tiene una relación muy conflictiva con Alan. Incluso, el Lic. en trabajo social Víctor Orelles consideró que la situación de Agustín es incluso más problemática que la de Alan, porque si él no manifiesta por su propia voluntad la necesidad de realizar un tratamiento de rehabilitación, no pueden obligarlo.
Ante los hechos, Tiki le preguntó al Intendente sobre la concreción de un Consejo de Seguridad que estaría próximo a lograrse y juntos analizaron las posibilidades de emprender acciones que pudieran dar alivio a las situaciones como las de Alan, es decir, chicos con discapacidad que no cuentan con familiares dispuestos a tomarlos a su cuidado y que al llegar a la mayoría de edad tampoco tienen instituciones públicas o privadas que puedan albergarlos.
La preocupación de la Ministra enseguida se convirtió en un disparador de ideas que podrían convertirse en propuestas para distintas políticas públicas de Derechos Humanos Integrales, y todos los presentes se comprometieron a seguir trabajando en forma conjunta para lograr las soluciones que necesitan no solo Alan o Agustín, sino las muchas personas en situaciones de vida similares.

 

(fotos: corresponden a reunión con funcionarios municipales y visita a Alan, oportunidad en la que se le entregó materiales para que pueda dibujar, uno de sus pasatiempos preferidos)